Hábitos y como cambiarlos

  • Un hábito es una conducta que se repite constantemente de la misma manera. La formación de hábitos es una característica inherente a las personas. Nadie puede dejar de formar hábitos.
  • Existen hábitos perjudiciales y otros saludables.
  • Los hábitos son formas de conducta aprendidas. Por lo tanto, pueden desaprenderse.
  • Para desaprenderlos, debemos tener en cuenta que un hábito no se extingue ni se abandona si no se lo reemplaza por otro. La clave está en que éste último sea positivo. Dejar un hábito implica siempre la adquisición de uno nuevo.

Etapas del cambio de hábitos

La adquisición de un nuevo hábito saludable para el reemplazo de uno perjudicial, supone recorrer una serie de cinco etapas. A la hora de plantearse el cambio, es necesario saber en qué etapa se encuentra uno, ya que no se trata de un ciclo que deba transitarse de principio a fin. Una persona, se encuentra en una u otra etapa, según su grado de motivación para el cambio. Esto depende del balance que haga entre las ventajas y desventajas de abandonar su hábito, de la confianza en sí mismo, del nivel de ansiedad y presiones a las que está sometida, las circunstancias que atraviesa, y la ayuda de otros con que cuenta. Las etapas son:

  1. Precontemplación: Las personas no piensan en cambiar un hábito en el futuro inmediato. “No, no creo que vaya a cambiar, por ahora estoy bien y puedo convivir con el stress”.
  2. Contemplación: Las personas están pensando seriamente en modificar un hábito, pero no están haciendo nada en concreto para lograrlo. “No sé como hacer para control el nivel de stress en mi vida, pero si sigo así me voy a volver loco”.
  3. Preparación: Las personas están pensando seriamente en cambiar un hábito. La decisión y el compromiso ya se expresan en pequeñas acciones en esa dirección. Sin embargo, no se han logrado la tenacidad y el empeño suficientes. “Comencé a decir no de vez en cuando, ya no me embarco en mil cosas a la vez”.
  4. Acción: Las personas están totalmente decididas a modificar un hábito y están haciendo lo necesario para cambiar. El cambio es reciente (menos de 6 meses) y necesita consolidarse. “Hace cuatro meses que estoy haciendo ejercicio físico en forma regular, y me siento orgulloso de mí mismo”.
  5. Mantenimiento: Las personas empezaron a modificar el hábito hace más de seis meses y menos de doce. Las energías están puestas en el mantenimiento de lo logrado. “Va a ser casi un año que estoy manteniendo una rutina de ejercicio físico, me siento más fuerte, no tan vulnerable y cada día que pasa me da más fuerzas y voluntad”.

Cambiar un hábito es posible. Sólo requiere decisión y compromiso en pequeñas acciones para reemplazarlo por un hábito más saludable.

 

 

Videos

Ejercicios de estiramiento

Ejercicios de Pausa Activa

Autor:

Lic. Andrea Lardani

Psicóloga. Especialista en Terapias Focalizadas.

MN 22.766